Sesión más o menos plana en Europa tras la muy mala parte final de la semana pasada en los mercados con los problemas de Espírito Santo y la gran cantidad de datos macro.
Hoy tenemos dos factores que no invitan al movimiento y nos dejan bastante parados a la espera de acontecimientos.
 
Por un lado está la situación del Banco Espírito Santo que ha sido rescatado con 4.900 millones de euros y en donde el Banco Central de Portugal ha creado un plan en donde todos los activos buenos, incluyendo los depósitos, pasan a una nueva entidad llamada Novo Banco. El BES se queda con todo lo malo y los accionistas pierden su dinero, una manera de no necesitar dinero público. La realidad es que los 4.900 millones puestos  en Novo podrían recuperarse con la venta de la nueva entidad, pero la realidad nos dice que eso podría no pasar, así que veremos si no serán los contribuyentes portugueses los que acaben pagando todo, lo que tendría repercusión sobre la economía del país. El riesgo sistémico del BES no va por Europa, ya que no tiene tamaño para jugar en esa liga, pero sí es muy peligroso para Portugal y su salida del plan de rescate.
 
Con lo anterior, de momento no hay malas reacciones por contagios y sólo el Credit Agricole para ser señalado por el mercado como peligroso, pero de momento está subiendo +2%.
 
¿Con lo anterior cómo puede ser el súper sector bancario el mejor con +1,33%? Pues precisamente por la eliminación de la incertidumbre con el banco y la escasa posibilidad de contagio al sistema europeo.
Sobre lo anterior, el punto positivo del día son los resultados de HSBC, el que más pondera dentro del súper sector, que sube +2% y tira del resto al alza.
 
Además, tenemos el comportamiento del mercado secundario de deuda con bajada de tipos en Portugal que está ayudando a que bajen también en toda Europa aprovechando el ligero repunte de la semana pasada, con España al 2,48%, Italia al 2,68, Grecia al 5,97% y Alemania al 1,13%.
 
El punto de incertidumbre para los próximos días nos lo pone Rusia con nuevas maniobras militares cerca de la frontera de Ucrania con la participación de 100 aviones, lo que suele poner nervioso a muchos, pero de momento no hay titulares negativos.
 
En datos macro hoy vamos a tener poca cosa, como corresponde a la semana posterior al dato de empleo de EEUU, pero hemos tenido alguno que otro. Por un lado el dato de desempleo de España de julio que baja, pero de forma muy floja. El PPI de la eurozona sube muy ligeramente pero no elimina para nada el peligro de deflación, algo que ha subrayado Hollande en una entrevista. En Reino Unido el PMI de construcción queda con un ligero descenso más pequeño de lo esperado, por lo que dice poco de los intentos del Gobierno de poner freno al sector inmobiliario.
 
En el plano técnico en gráficos a 30 minutos estamos intentando estabilizarnos en los futuros sobre índices más importantes y nos mantenemos por encima de los mínimo del viernes, mientras el RSI no pierde su directriz alcista, por lo que algunas figuras de HCH invertido se están dibujando, por lo que hay que prestar atención a su realización o eliminación.