Las bolsas europeas tras dar varios bandazos durante el día, a estas horas tienen pocos cambios. 

Empieza a pesar lo suyo el factor vacaciones de Semana Santa. Muchos operadores están empezando a salir, liquidan posiciones y se van. Y esto causa bandazos pero carencia de dirección de fondo. El problema es que la situación en Ucrania sigue siendo un polvorín, y da la sensación de que muy pocos de los que operan a más corto plazo, van a querer irse de vacaciones, con varios días el mercado cerrado además (de viernes a lunes incluidos Europa cerrada), con el temor a que cualquier susto en Ucrania les haga perder mucho dinero cuando vuelvan el martes. 


El volumen ya se va observando cómo va bajando paulatinamente e irá a menos conforme avance la semana.

Y no será por falta de noticias que cotizar. Hemos tenido por ejemplo un dato de confianza empresarial alemana del instituto ZEW peor de lo esperado, aunque con situación actual mucho mejor de lo esperado.

Igualmente hemos tenido varias publicaciones flojas como las de Nestle, Roche, Rio Tinto.

Algunos resultados como los de Coca Cola mejor de lo esperado y los de J&J también a primera vista mejor de lo esperado.

Otro factor que ha sido negativo en algunos momentos de la mañana ha sido el miedo de los bancos europeos a los próximos test de estrés del BCE.

Aún queda tiempo, pero hoy ha habido algunos movimientos fuertes a la baja por este motivo, como algún banco italiano que se ha desplomado por temor a una ampliación de capital por este motivo.

También sigue habiendo movimientos muy interesantes en los mercados de renta fija periférica. Muy interesantes y positivos para las economías y para las bolsas. A nadie parece importarle que cuando España tocó mínimo histórico de rentabilidad de la deuda el endeudamiento era del 37% y ahora es casi del 100%, y así o peor el resto de la desUE.

Hoy por ejemplo RBS y Credit Agricole pronosticaban que el diferencial entre los bonos italianos y alemanes que ahora anda por los 165 puntos bajaría a 100 puntos para finales de año. Si aciertan y eso pasa, al bono español le pasaría lo mismo y sería una noticia muy positiva. Parece claro que algo de descuento de posible QE sigue habiendo por ahí.

Y eso sí en Ucrania siguen los cruces de acusaciones, y sigue la desestabilización del país, claramente con la mano rusa detrás. Imprevisible cómo va a acabar ese tema. Nadie puede estar tranquilo ni por los líos internos, ni por los 40.000 soldados rusos apostados en la frontera, que parecen estar esperando una excusa para entrar.

En períodos así el factor técnico tiene aún más relevancia y no debemos olvidar que hay dos grandes soportes mayores que han parado las bajadas en EEUU y por contagio en el resto del mundo.

Uno es el soporte 4.000 del Nasdaq Composite, como pueden ver en este gráfico.

intra1


Y el otro es la media de 100 días en el futuro del mini S&P 500 (línea verde de gráfico adjunto)

intra2


Podría aguantar toda la Semana Santa, con marraneo a su alrededor, o no, así que son los dos niveles que no podemos perder de vista.

Mientras esperamos definición, miremos los gráficos y olvidemos lo demás, mejor no hacer caso de nada. Y si, no vean este curioso estudio.

Está realizado por los profesores de la Universidad de Richmond, Tom Arnold, John Earl y David North.

Se han entretenido en ver todas las portadas o noticias principales desde 1983 a 2002, de las conocidas y prestigiosas revistas de EEUU, Business Week, Fortune y Forbes.

Han extraído los diferentes valores que se recomendaban en cada número de estas publicaciones y los valores que eran mal considerados, y a continuación han visto cuál era la rentabilidad del valor. Las conclusiones son claras:

- Una recomendación positiva significa de media ganancias en el corto plazo para los valores.

- Una recomendación negativa significa de media pérdidas en el corto plazo para los valores.

Queda claro que las revistas poderosas mueven mercado en el corto plazo con sus recomendaciones, pero lo curioso del estudio viene ahora:

- La conclusión final a la que llegan tras las oportunas pruebas estadísticas es que cuando un valor aparece en una de estas revistas, de media, en poco tiempo da por terminada una tendencia muy fuerte, que le ha llevado a aparecer en la revista porque estaba en un punto extremo.

- La aparición de un valor en la portada de estas revistas es de media, según los profesores de Richmond, un indicador contrario en el medio plazo.