La semana no comienza bien en los mercados europeos. Vale que estamos en positivo en los futuros sobre índices más importantes, pero es que estamos por debajo de los máximos del viernes pasado y encima el peligro de perder la SMA200 sesiones en el futuro del DAX y del Ibex 35 no se aleja.

Parece que no, que hay algo de más calma, pero no es así. China sigue estando en el post-it de todos los operadores, los que no están de vacaciones, así que el mercado está con cara de póker.

El Yuan ha cerrado plano y en China no hay desastres, pero simplemente hay que ver el comentario del Bundesbank de hoy sobre la segunda mitad del año para ver que todo el mundo está pendiente del gran gigante asiático. En resumidas cuentas, ven un H2 en Alemania fuerte gracias al tirón de la demanda externa e interna, pero apuntan a China como un problema mayor al ver demasiada incertidumbre en su parón económico, algo totalmente suscrito por las devaluaciones en su moneda de la semana pasada.

Sin embargo, mientras prácticamente todo el mundo está haciendo números acerca de lo que se ha perdido en China por esas devaluaciones, hay puntos positivos, como por ejemplo la valoración que han hecho hoy sobre BMW Barclays diciendo que la situación en China está descontada ya y que incluso sin sacar beneficio del país, el valor es muy potente. En este momento el súper sector de automoción y recambios es uno de los mejores con +0,52%.

Las materias primas siguen teniendo problemas con descensos del -1% en la energía y también algo similar en el precio del cobre, lo que nos ha dado problemas por la mañana con el súper sector de recursos básicos perdiendo -0,6%, pero está en positivo ahora +0,44% por resultados buenos en algunas mineras y porque el oro se mantiene por encima de los 1.100$.

El otro punto de atención es Grecia, que sigue adelante y es punto de apoyo para que los tipos en la periferia bajen otra vez. Pero no debemos bajar la guardia, ya que varios países tienen las votaciones sobre el rescate esta semana entre las que se encuentra Alemania y hoy han tirado alguna referencia que otra acerca de la necesidad de que el FMI esté en el 3er rescate. Ya veremos qué pasa.

Pero claro, parece que Grecia sale adelante… pero no. Si el rescate sale, parece que no va a pasar mucho tiempo hasta que aparezca la necesidad de un voto de confianza que necesitará apoyo de la oposición, y si no se consigue, elecciones de nuevo, por lo que el peligro de más inestabilidad política está a la vuelta de la esquina y nadie se quita de la cabeza que toda esta situación es demasiado parecida a “dar una patada a la lata para encontrarla más adelante”.

En general, no hay buenas vibraciones en el mercado y debemos estar más que atentos a la SMA200 sesiones a días del futuro del DAX y del Ibex para tener puntos de referencia técnica mientras los puntos negativos de la economía mundial no mejoren.