Empezábamos el día con el pie izquierdo debido a los malos datos macro en China y Japón, y la persistente tensión en Ucrania.

 
 
Veamos por ejemplo el gráfico del spread del Dax contra el Eurostoxx.

spread

 
Como pueden ver, más claro imposible, el spread es claramente descendente, tras además confirmar un H-C-H bastante claro.
 
Posteriormente a media mañana hemos tenido un tirón alcista, provocado por algunos movimientos corporativos en el sector de las telecos francesas, y alguno más en UK.
 
Pero a estas horas las cosas están poco claras, ni para bien ni para mal.
 
Por cierto, que hoy me ha llamado la atención el comentario de Roubini diciendo claramente que el bitcoin es una estafa piramidal. Habrán observado que casi nunca les he hablado de él, no llegaría a decir tanto como dice Roubini, pero mi modesta opinión es que es un tema poco serio, y mejor evitarlo. Los experimentos en casa con gaseosa, y todo eso del bitcoin, suena raro, un enredo de mucho cuidado, y una falta de control espeluznante.
Pero volvamos a las bolsas.
 
Los informes son optimistas y positivos en EEUU, pero hasta qué punto no se sesgan cuando simplemente las bolsas van al alza por inercia. Interesante esta reflexión de José Luis Martínez Campuzano al respecto.
Pero les voy a decir una cosa: percibo en muchos informes y artículos que leo que cada vez hay más análisis sobre el futuro influidos por los mercados. En definitiva, economistas y analistas llegan a confundirse a la hora de hacer pronósticos, siempre sobre la base de un mercado sostenido. Ustedes ya saben que los mercados ahora son jueces y parte de la recuperación. Pero, siempre hay que partir de la Regla de que los mercados suben y bajan. Aceptando la valoración de las autoridades de que cuando suben lo hacen de la mano de inversores de largo plazo y cuando bajan de especuladores, no debe sorprendernos el resultado de una encuesta que ha realizado un competidor donde cifra la duración media de la cartera de los inversores internacionales en poco más de tres meses. ¡Vayan con la inversión de largo plazo!. Algún analista mal educado hablaría del mercado en manada. Yo no me atrevo.
 
Claro que hay algo más que complementa lo que les decía sobre la influencia de los mercados en las perspectivas de analistas y economistas. Y debo admitir que es un giro de 180 grados sobre una conclusión previa a la que llegué hace años. Sí, en aquel tiempo me sorprendió, y mucho, que los inversores internacionales estuvieran tan bien informados sobre lo qué pasaba en la zona EUR y en España. Yo que iba con mi presentación de reformas y ellos que me sorprendían con detalles que hasta yo había obviado. Sin embargo, ahora la situación es bien diferente. Muchos inversores (y economistas) con los que hablo tienen un discurso único, realmente idéntico, sobre el escenario. Como copiado. Pero, cuando arañas un poco, no hay nada más que las conclusiones superficiales. Naturalmente, con un mercado alcista las conclusiones son más que suficientes (de hecho, estas conclusiones ahora son casi argumentos a posteriori para explicar el buen momento del mercado). Aunque, ¿qué podría ocurrir si cambia el sesgo del mercado? En este caso surgirán muchas preguntas, algunas con respuestas no tan positivas, sobre el futuro. Bueno, ahora sólo resta esperar que no cambie el sesgo del mercado. Pero, ¿pueden subir las bolsas.-USA- de forma indefinida? No lo creo.
 
Y es que a  estas alturas de mercado en que Wall Street sube y sube sin parar, es momento de estudiar si ese mercado está caro o barato, siempre sin olvidar que la tendencia es la tendencia y jamás hay que ponerse contra ella. Hay que dejarla correr, nunca se sabe hasta dónde puede llegar con razón o sin ella.
 
Recomiendo leer este artículo:
 
Is the Stock Market Cheap?
donde se aborda bastante bien esta cuestión. Vamos a destacar algunos gráficos y comentarios.
Ya saben que lo primero que me gusta siempre mirar es el PER de Shiller, que para mí es muy eficiente.
Se puede definir de manera muy sencilla como el Precio dividido por la media de beneficios de 10 años y ajustado por inflación.
 
Una especie de PER muy bien calculado.
 
Veamos su gráfico actual:

shiller
 
Si actualizamos el PER exactamente al cierre del viernes tenemos a dicho PER de Shiller exactamente en 25,98, bastante más alto que ese gráfico anterior que llegaba hasta el 3 de marzo.
 
Es decir, el mercado está carísimo. Sólo dos veces desde 1870 ha estado más alto. Antes del crash de 1929 en que llegó a 32,6. Y antes de la burbuja .com del 2000 donde las absurdas valoraciones tecnológicas (como ahora, aunque no en tan gran escala) llevaron a este PER a 44,2.
 
Podemos tener claro que la tendencia es la tendencia, pero justificar estas alturas de Wall Street con fundamentales no sería más que mera fantasía.
 
Otra forma de enfocar esto interesante es el ratio Q, veamos este gráfico de la misma web:

q


Q
 
Este ratio inventado por Tobin (el de la famosa tasa) mide el valor de todo el mercado, dividido por el coste de reemplazo.
 
Esta es su fórmula:

formula

 
Teóricamente no tiene por tanto sentido invertir en algo con ratio Q por encima de 1, pues vale menos empezar de cero con la empresa.
 
Ahora mismo el ratio Q está claramente por encima de 1, y a los niveles más altos de la historia, si hacemos excepción de los disparates de la burbuja del 2000 debido a las tecnológicas. Ahí el ratio llegó a 1,64, porque se suponía que todas esas empresas que nacían iban a generar cantidades ingentes.
 
El ratio Q por ejemplo de una empresa como whatsapp, debe rozar el delirio.
 
Pueden ver un excelente trabajo en inglés sobre este indicador y su situación actual en este artículo:
 
The Q Ratio and Market Valuation:

Monthly Update
En suma, el mercado puede seguir subiendo perfectamente, porque estas cosas son como son, pero desde luego por fundamentales no se puede aceptar pulpo como animal de compañía y queda claro que está caro a rabiar. Cada uno debe valorar si le interesa invertir en estas condiciones en Wall Street. La situación de Europa es diferente.
Sigamos con reflexiones sobre el largo plazo, y es hora de revisar un sistema mensual al que solemos darle un vistazo.
 
Vean esta cita de Traderalia.com
 
Como cada fin de mes TRADERALIA publica el seguimiento del “Sistema de trading Mini S&P 500” en gráfico de velas mensuales y con media simple (SMA) de 12 periodos.  
 
Al cierre de la última sesión de FEBRERO de 2014, el futuro del Mini S&P cotiza en los 1.860 puntos y por encima de su SMA de 12 meses situada en 1.702 por lo que el "Sistema de trading Mini S&P" mantiene la posición larga o comprada abierta el 31-01-2012 en 1.308 puntos. Dicha posición, al cierre de la sesión del viernes 28 de febrero de 2014, acumula desde su apertura unas plusvalías latentes de 552 puntos o 27.600 $ por contrato. 
 
El balance acumulado de trades ya materializados (agosto 1998 – enero 2012) arroja un resultado positivo de 1.584 puntos o 79.200 $ para un único contrato del futuro del Mini S&P y con solo 12 operaciones en todo el periodo. 
Pueden ver la explicación del sistema y la tabla de operaciones y rentabilidades acumuladas en los últimos 15 años en el siguiente enlace:
 
Siguiendo un poco en esta línea de largo plazo que llevamos hoy, creo que es interesante que le demos vueltas a algo que está apareciendo en los últimos días en la prensa. La idea que tendría Montoro, el jefe oficial del infierno fiscal español (cuestión que es muy urgente arreglar bajando impuestos pero ya) sería posiblemente la de la devaluación fiscal. Un concepto delicado de entender.
 
Con el desastre económico que tenemos encima, si no estuviéramos con la camisa de fuerza del euro, ya habríamos puesto en marcha una devaluación de la peseta. Pero no podemos hacerlo. Ni tampoco es viable volver a ella.
 
Así solo queda esta vía, que los economistas llaman una devaluación fiscal. El mecanismo es algo difícil de entender por lo que voy a intentar definirlo muy breve y sencillo.
 
El gobierno subirá el IVA y a la vez bajará cotizaciones sociales a las empresas.
 
Con esto se contrae la demanda, se importa menos (además en las importaciones se pagará un IVA más alto), pero por otro lado las empresas exportadoras, se encuentran con una mano de obra más barata, porque tienen que pagar menos cotizaciones sociales, y que el IVA no les afecta pues se lo reembolsan. Con lo cual, la empresa exportadora, gana en competitividad, exporta en mejores condiciones, crea a la larga empleo.
 
En suma, se crea un entorno mucho más competitivo para las exportadoras y penalizador para las importadoras, y tiene similares efectos macro que la devaluación de la moneda, que al final consigue lo mismo, que sea mucho más fácil exportar y mucho más caro importar.
 
Este tipo de historias  es muy de la escuela alemana, y seguro que la doctora Nein lo habrá visto con buenos ojos. Sería por tanto un error, ver sólo la subida aislada de IVA, que de buena no tiene nada desde luego, de hecho el IVA ya es ahora mismo un gran estrangulador del crecimiento, no se trata sólo de eso sino de con las otras medidas, conseguir esa devaluación fiscal. Quizá en lugar de subir el IVA compensen eso con subida de algunos tipos de IVA especiales.
 
Nuestra idea sigue siendo la misma, la mejor solución sería una bajada clara de impuestos, y reducir gasto público con una fuerte reducción de "grasa política", ya que no se puede mantener una administración de tamaño enorme, diseñada para la época dorada del ladrillo, pero esto último no parece estar en la mente de los políticos, de ningún color, por la cuenta que les trae.