Subidas moderadas a estas horas en Europa. No son demasiado fuertes, pero sí más importantes de lo que parece, pues hoy con la vuelta del volumen al abrir UK y EEUU se están manteniendo los niveles de ruptura del lateral europeo. 
Aún es pronto para cantar victoria. Un lateral de tantos meses, hay que confirmar bien su ruptura, dando un poco de tiempo. Además el que ha mandado siempre ha sido el futuro del Dax y éste sí sigue subiendo apenas un 0,8% por encima de donde se encuentra ahora, se encuentra con los 10.000 puntos. Y creo que cualquier lector veterano de la web, ya sabrá cómo se las gastan los mercados con esos niveles tan psicológicos. Es el margen que nos da el Dax de subida cómoda, un 0,7% a 0,8% desde el nivel actual.

En primer intento esos niveles tan psicológicos son muy muy difíciles de romper, casi imposible, salvo que se vean arrastrados por alguna noticia importante, muy importante.

Ya el 9000, que no es tan psicológico ni de lejos costó 17 sesiones pasarlo en un marraneo sin fin a su altura, imaginen el 10.000.

En cualquier caso, se sigue viendo una cosa clara. Aquí solo importa lo que hagan los bancos centrales. Europa los tiene de cara y eso es una red de seguridad tremenda por debajo.

Y está claro que Draghi intentará hacer muchas promesas en la próxima reunión cuando baje tipos y no meta la QE, para que no se enfríen los ánimos, ese caramelo lo va a tener siempre puesto.

A Europa solo hay una cosa que le pueda dar el susto. Que Wall Street entrara repentinamente en corrección fuerte. Quitado eso, manda el BCE. Y el BCE sigue de cara. Lo de las elecciones europeas, se irá olvidando muy rápidamente.

Otro asunto capital es ver que la deuda española, ha vuelto a situarse a 10 años en el nivel en que estaba antes de la corrección de las elecciones. Muy cerca de mínimos históricos. Los hedge funds más especulativos, tras esta corrección creen que la prima de riesgo se puede contraer aún bastante más, hasta los niveles previos a la crisis, con lo cual aún creen que pueden ganar más dinero, y tampoco van a soltar la presa de la deuda.

La situación en Ucrania sigue complicada, y siguen los combates entre el ejército ucraniano y los prorusos del Este, pero el mercado apuesta a que el nuevo presidente va a conseguir una solución, y hoy por ejemplo los bonos ucranianos en dólares estaban al alza, lo cual también ayuda lo suyo a las bolsas europeas.

Y de puntillas casi, la temporada de resultados ya pasó. Las temporadas de resultados son siempre muy volátiles, siempre. Un sólo resultado puede mover mucho al mercado. Sobre todo, al principio, conforme va pasando la temporada de resultados y los mercados la definen como buena o mala, se van como anestesiando y cada vez tienen menos efecto. Los resultados por tanto que se dan al principio, mueven mucho más mercado en general que al final, aunque evidentemente otra cosa es con los propios valores afectados por dichos resultados.

Hace cinco años la revista Futures & Options traders, publicó un artículo de Dominic Boyle que me ha parecido muy interesante. En el mismo habla de la estrategia de "Key reversal". Más que la estrategia, que está bastante bien, lo que más me interesa son algunas cosas curiosas que veremos en los resultados.

El key reversal es un día en que tenemos, cuando es alcista, una gran barra con el mínimo por debajo del mínimo anterior, y con el cierre por encima del máximo de la anterior, y al revés cuando es bajista. Todo ello en un contexto de volumen. Son barras que consiguen dar casi siempre vuelta a la tendencia. En temporadas de publicación de resultados suelen verse a menudo.

Pues bien, el autor propone una estrategia sencilla aplicable a barras de 10 minutos.

1- Cuando se forma una key reversal alcista, compramos al mercado y colocamos una orden de stop de protección en el precio de entrada menos el rango entre máximo y mínimo de la barra key reversal que originó la entrada.

2- El objetivo de beneficios será el precio de entrada más 1,5 veces el rango de la vela key reversal.

Por lo tanto una vez que se esté dentro, se tiene que colocar una orden de venta limitada a la altura de ese punto. Si se alcanza se cierra la posición tomando beneficios. Si antes salta el stop de protección por debajo, lógicamente anulamos la limitada.

En cuanto a cortos.

1- Cuando se forma una key reversal bajista, vendemos al mercado y colocamos una orden de stop de protección en el precio de entrada más el rango entre máximo y mínimo de la barra key reversal que originó la entrada.

2- El objetivo de beneficios será el precio de entrada menos 1,5 veces el rango de la vela key reversal.

Por lo tanto, una vez que se esté dentro se tiene que colocar una orden de compra limitada a la altura de ese punto. Si se alcanza se cierra la posición tomando beneficios. Si antes salta el stop de protección por debajo, lógicamente anulamos la limitada.

Si se quiere usar la estrategia en diario, el autor aconseja que todo se haga igual pero con los rangos más altos. Es decir, para el stop se debe usar en lugar del rango de la key reversal 1,5 veces dicho rango, y para la toma de beneficios en lugar de 1,5 veces el rango de la key reversal , 2 veces dicho rango.

Pero volvamos a la estrategia aplicada a 10 minutos, veamos los resultados en barras de 10 minutos entre el 1 de febrero y el 27 de marzo de 2008 en barras de 10 minutos del mini S&P 500, donde se dan 31 key reversals bajistas y 31 alcistas.

Los resultados de beneficio medios obtenidos en la estrategia alcista son muy buenos, al cabo de 10 minutos se gana de media 0,50%, cuando lo normal en una barra de 10 minutos de ese período cualquiera es de -0,04%, al cabo de 20 minutos se gana 0,50% cuando la media es de -0,07 %, al cabo de 60 minutos se ganan 0,75%, cuando la media de una barra normal es de -0,21 % y al cabo de 120 minutos se gana un impresionante 1 % cuando la media de movimiento del período en ese plazo de tiempo es de -0,41%.

Pero ojo a lo que pasa con los key reversal bajistas.

A los 10 minutos tras una figura de este tipo se baja 0,13%, frente al -0,04% de media normal. La táctica funciona. A los 20 minutos se baja, que es lo que queremos porque estamos cortos, 0,25% cuando la media recuerdo que era de -0,07%. La táctica funciona.

Pero a los 60 minutos, la media de subida, que no de bajada, es de +0,.63% cuando la media normal es de -0,21%, es decir, estamos perdiendo. Muy importante esto. Ahora comento por qué.

Y sin embargo a los 120 minutos la media de bajada es de -0,50%, cuando la media normal es de -0,41%, es decir se vuelve a estar ganando.

Es vital que nos fijemos en una cosa.

Cuando la bolsa entre en un período bajista, los rebotes al alza son muy fuertes, bueno que les voy a contar, y cuando se dan son muy regulares, como sucede también en las fases alcistas. Pero en las fases bajistas debemos estar preparados a que tras el primer arranque tengamos un rebote brutal en dirección contraria. Ya hemos visto en las cifras que eso sucede entre los 20 a 120 minutos tras darse la vuelta el mercado. Es lo normal en las fases bajistas, y tenemos que tenerlo muy claro en la cabeza. Cuando se va para arriba se suele ir directo y sin demasiados bandazos, pero cuando se va para abajo, nos saldrán rebotes en contra brutales y de forma constante, por lo que tenemos que ir mucho más rápido, y preparar nuestros sistemas y tácticas a que se muevan infinitamente más rápido.

Esto se observa en el simple intradía a muy corto. Vender los días bajistas, es un sufrimiento, pues en pocos segundos el bandazo puede ser terrible. Sin embargo cuando vamos hacia arriba, parece que uno se siente con menos riesgo, no sé, puede que no le pase a todo el mundo, pero a un servidor, cuando voy a muy corto sí. Perdonen la pesadez con la que repito a menudo que no es lo mismo operar largo que corto, pero es lo que me ha demostrado mi experiencia de casi 3 décadas, y como ven, no solo mi experiencia, sino las frías estadísticas.