Fuertes bajadas a estas horas en Europa.

Llevamos muchos días de papelones y se veía venir que al final íbamos a acabar cediendo.
 
En la mayoría de crónicas se puede leer, que se está bajando por el desastre de Espírito Santo y por el temor a las consecuencias de las represalias europeas contra Putín.
En cuanto a Espirito Santo,  tras dar unos resultados catastróficos de casi 3.600 millones de pérdidas, cuando su capitalización actual en bolsa, supera por poco los 1.000 millones de euros, ha llegado a desplomarse el 50% en algunos momentos de la sesión. Era de esperar. El banco está tocado en su línea de flotación, y ahora necesita una ampliación de capital inmediata para poder cubrir los requisitos de capital que indica el BCE.
No se puede descartar incluso que pueda necesitar un rescate. Es un banco con riesgo sistémico, al que al final los problemas de la familia fundadora le han dejado muy tocado. Lo peor de esta situación es que se suponía que los bancos de la zona euro estaban saneados, y ahora se ha visto que igual estamos como al principio en muchos casos.
 
Respecto al tema de Rusia, el detonante han sido los profit warnings de Adidas, la firma alemana, que asegura tener peores cifras precisamente por la crisis rusa. Unos inversores, hasta las narices de papelones, de ver cómo no se puede con resistencias, que estamos a 31 de julio y se van a ir de vacaciones, han visto rojo con todo lo alemán, se han puesto a vender, han saltado soportes importantes y nos han arrastrado a todos detrás.
 
Vean este gráfico de Bloomberg del valor a estas horas:

s1

 
Desde la crisis del 2008 no bajaba tanto en un solo día.
 
La situación técnica es muy importante que tengamos en cuenta que como desde hace días sigue siendo lateral, y los operadores cuando miran hacia arriba en el S&P 500 ven el 2.000. Hartos ya del 10.000 del dax, los 11.000 del Ibex, ahora como llegue el 2.000 del S&P 500 vamos a tener un empacho de números psicológicos, que invitan, como decía antes, a irse de vacaciones. Y no parece que estén dudando en hacerlo.
 
Y vamos a entrar en agosto, que hay que recordar que es estadísticamente el tercer mes más volátil del año.
 
El volumen en las ventas agresivas de hoy está siendo alto. En el stoxx 600 está ahora mismo en casi un tercio por encima de lo normal a estas alturas de la sesión.
 
Vigilancia especial al futuro del eurostoxx que en 3.113 tiene a la media de 200, que es nivel clave.
 
En EEUU el futuro del mini S&P 500 en lo peor de esta mañana ha llegado a soportes importantes. Lo podemos ver en el siguiente gráfico.
 
s2
 
Como vemos el mínimo del día toca exactamente la línea naranja y ahí ha rebotado algo. Ese nivel corresponde a la media de 50 días, que es un nivel muy vigilado por las manos fuertes. De hecho llevamos varios meses que cuando llega ahí se da la vuelta.
 
Ahora mismo está en 1.947. Si no resistiera, habría que fijarse inmediatamente en el segundo nivel más vigilado, en 1.911, que corresponde a la media de 100 días simple.
 
En la corrección de abril del año pasado, se paró justo ahí y se dio la vuelta tras fallar en la media de 50.
 
Ya por debajo de esos dos niveles habría que empezare a preocuparse, mientras no sean rebasados, técnicamente hablando tampoco pasa nada. Aunque insisto, si volviera a subir, tiene un tope muy claro en la cifra psicológica de los 2.000, que eso es harina de costal.
 
Vamos ahora con un interesante artículo del Dr. Steenbarger que invita a la reflexión.
 
La capitalización y los aspectos económicos del éxito en el trading

Si sigue la lógica del reciente artículo sobre la gestión del riesgo, verá por qué una capitalización adecuada es un requisito fundamental para aquellos que aspiran a ganarse la vida con el trading.

Nadie consideraría montar un restaurante, un hostal o una peluquería con $20.000 de capital inicial, pero esto no es inusual entre los traders.

Ciertamente, una cuenta pequeña puede ser adecuada para comenzar a aprender a operar. Es una buena idea cometer los errores mientras uno opera con posiciones pequeñas, limitando los riesgos asociados a la curva de aprendizaje.

Para ganarse la vida con el trading, no obstante, hace falta un capital importante. Una cuenta de $250.000 puede parecerle grande a muchos traders independientes, pero una rentabilidad del 20% sobre el capital (un rendimiento más que respetable en un año), menos los gastos en material informático, comisiones, etc. da como resultado una cifra bastante modesta para un cabeza de familia.

Cuando los traders comienzan sus “negocios” con cifras muy pequeñas – menos de, por ejemplo, $100.000 – esa rentabilidad del 20% a duras penas mantendría a una familia de cuatro por encima del nivel de la pobreza. Siendo conscientes de estas limitaciones, los operadores pequeños intentan ganarse la vida aspirando a rentabilidades enormes e insostenibles. Buscando ganancias de más del 50%, inevitablemente sufren pérdidas del 25% o más simplemente por una mala racha y las probabilidades de sufrir una serie de pérdidas consecutivas.

Muchas empresas nuevas fracasan debido a una capitalización insuficiente; muchos traders fracasan por la misma razón. Incluso unas cuantas empresas de trading no son inmunes a este problema: permite a sus traders operar con posiciones demasiado grandes hasta que el trader tiene una mala racha y pierde más de lo que la empresa puede tolerar.

Mírelo de esta forma: si puede conseguir una rentabilidad anual del 20% de forma consistente con un nivel de riesgo moderado, siempre podrá encontrar un trabajo como gestor de carteras en un fondo de inversión. Si, como trader principiante, depende de un plan que aspira a una rentabilidad mayor, probablemente sea poco realista en sus premisas y excesivamente agresivo en cuanto al riesgo.

Algo que casi nunca se dice es que los que se ganan la vida operando invariablemente ya tienen acceso a un capital considerable. No hay nada más importante para un trader con recursos económicos limitados, que aspire a ganarse la vida operando, que crearse un historial de trading con una buena rentabilidad y un riesgo moderado que atraiga el interés de los que tienen el capital (como las empresas de trading). Se podrá ganar la vida obteniendo rentabilidades realistas sobre un capital importante, no manteniendo rentabilidades enormes sobre un pequeño capital.


Traducido del original: Capitalization and the Economics of Trading Success