Día con un inicio otra vez tormentoso en Europa muy preocupada por lo que pueda pasar en Ucrania con el derribo del avión malayo.
Wall Street remontó fuertemente tras algunos resultados positivos junto con rebote tras fuertes pérdidas el día anterior y eso apuntaba a mejoras hoy, pero la tensión ucraniana no nos deja levantar cabeza.
 
Los inversores están muy nerviosos por la posible extensión de las sanciones a Rusia y eso vuelve a poner en negativo tanto al MICEX como al RTS, bajando los dos más del -1,3%. Las sanciones no sólo hacen daño a Rusia, sino a todas las empresas con intereses allí, así que está clara la relación de las bajadas aquí con origen allí.
 
Las exportadoras en Europa están muy débiles y el máximo exponente de las mismas son los fabricantes de coches, siendo el súper sector de automoción y recambios es uno de los peores del día con -0,8%.

NameLastVAR
BMW93,13"-0.51%"
CONTINENTAL 163,6"-0.64%"
DAIMLER N64,92"-0.73%"
PORSCHE AUTOHLDG 74,37"-0.92%"
RHEINMETALL47,985"-1.07%"
VOLKSWAGEN VZ182,6"-0.49%"
PIRELLI & C11,38"-1.04%"
GKN346,4"-0.63%"
MICHELIN84,78"-0.74%"
PEUGEOT10,99"-2.14%"
RENAULT69,43"-0.97%"
Los datos macro en Europa también ponen su granito de arena negativo, ya que el PPI de Alemania queda peor de lo esperado y sigue hablando de inflación baja. Lo peor del día, hasta ahora en este aspecto, son los datos de pedidos industriales tanto de la Eurozona como de Italia, mucho peores de lo esperado con bajadas serias y van en la misma dirección de aquellas producciones industriales que se nos atragantado hace poco. Recordemos que  Italia la semana pasada recortó fuertemente las previsiones de crecimiento, por lo que el entorno macro va a peor. En este sentido parece que vamos a pasar una especie de peregrinación en el desierto hasta septiembre, cuando se empiece a colocar el programa de las TLTRO del BCE.