Ante las numerosas consultas de lectores, aclaramos la situación de Interdín.
El problema actual de Interdín, es que todo el dinero de los clientes estaba como una sola cuenta en Banco de Madrid, motivo por el cual el administrador concursal ha rechazado la petición de que se desglosara. No está muy claro aún que pueda pasar, pero teóricamente si esto llegara a sus últimas consecuencias, al ser una cuenta única, se le trataría como a un solo acreedor (límite 100.000 euros para toda la cuenta única, es decir cantidades ínfimas para cada cliente individual), y el resto según lo que corresponda en la liquidación final, que puede suponer recuperar todo pero también sólo una parte. Es absolutamente normal, que las agencias y sociedades de valores tengan las cuentas así, y completamente dentro de la ley.

Evidentemente, si este tema conllevara pérdidas fuertes en la cuenta de Interdín, esta entidad a su vez, no podría seguir, y entonces si que entraría el límite de los 100.000 para cada cliente por otra vía.

Con lo cual de una manera o de otra, al final los clientes recuperarían el dinero, el problema es el tiempo, que pueda pasar hasta que esto suceda.

Dentro de lo impreciso que es todo, esta sería la situación actual.