A estas horas de la mañana tenemos una sesión sin complicaciones en Europa ya que estamos en pleno proceso del vencimiento trimestral de derivados que culminará a las doce de la mañana, hora española, para el europeo EX50 y una hora después para el DAX alemán.

Tenemos ligera subidas en Europa que nos preparan para ese momento en concreto y se nota mucho por ejemplo que Alemania vuelve otra vez a tener el apoyo del súper sector de automoción y recambios que es el mejor ahora mismo en Europa subiendo 0,78%, aunque hay noticias puntuales que también están moviendo mucho al mercado, como por ejemplo esos nuevos términos que han conseguido la fusión entre dos grandes de la construcción, Lafarge y Holcim, haciendo que el súper sector de construcción y materiales sea uno de los mejores subiendo 0,61%.

La nueva debilidad del euro es un gran apoyo para todos, aunque ahora mismo esté subiendo 0,3% recuperándose un poco de la fuerte corrección que tuvo ayer. El hecho de estar lejos de los mínimos nos deja un residuo a favor del euro gracias a la decisión de la Reserva Federal de no tener prisa alguna para subir tipos.

Sin embargo, seguimos teniendo problemas en el súper sector de recursos básicos que hoy otra vez vuelve a tener problemas con un descenso del -1,26% y deja de apoyar por ejemplo al índice británico que está muy ocupado tratando de sostener los nuevos máximos del año.

Bebidas y alimentación desciende -0,43% y las empresas de inversión inmobiliaria también baja -0,32%.

Grecia es uno de los protagonistas del día tras la reunión de pasillos de ayer del gobierno con algunos de los acreedores principales, aunque se quedaron representantes muy importantes como por ejemplo el Presidente español, sin ser invitado a asistir y con 26.000 millones prestados. Hoy los inversores están mirando el lado positivo de las cosas ya que el índice general de Atenas está subiendo cerca del 3% con rebotes superiores al 5% en casi todos los bancos.

Con respecto a lo anterior, no debemos olvidar que Atenas está jugando a un doble juego ya que ha adelantado en un mes la visita a Putin en Rusia y desde muchas partes se está pidiendo que no se menosprecie semejante movimiento porque incluso Rusia, teniendo los problemas que tiene con la crisis generada por su actuación en Ucrania, tiene un Presidente con motivaciones geoestratégicas bastante complicadas.