Continúan las preocupaciones en Portugal por Banco Espírito Santo. La crisis se inició cuando se fue su máximo directivo el 20 de junio. Ahí se abrió una guerra por la sucesión aún no cerrada, aparecieron  determinadas presuntas irregularidades en alguna filial, y el mercado machacó al título, lo cual hace temer dado su tamaño por todo el sistema financiero portugués. Hoy la prensa francesa se hace eco del tema. Vean este artículo (en francés):

http://www.boursorama.com/actualites/le-spectre-de-banco-espirito-santo-plane-sur-le-secteur-financier-portugais-459d191566332293a717b5b51f32b326#.U7Z_uXPKpq8.twitter#xtor=CS1-23-[Twitter


Dejan claro que este banco tiene riesgo sistémico, es decir que si se colapsara podría arrastrar a toda la economía portuguesa. De momento eso parece una posibilidad lejana, pero la inquietud de los inversores no se la quita nadie.