Comenzamos la semana con una sesión muy especial porque estamos bajo la influencia de la conclusión que tuvo la reunión de productores de crudo en Doha este fin de semana sin acuerdo de productores.
 
El primer golpe que hemos tenido en los mercados es negativo porque el peso bajista lo está teniendo el sector de la energía y las petroleras porque se ven arrastrados por un descenso inicial  de -5% en el precio del crudo de referencia en Estados Unidos.
 
Si pudiésemos parar el tiempo en los primeros minutos de la sesión, los movimientos estaban más que claros, el precio del crudo descendía, las petroleras también caían, y todos arrastraban los mercados de riesgo a la baja. El dólar descendía porque tenía menos previsión de inflación por parte del precio del crudo y las rentabilidades en el mercado de deuda intentaban bajar al verse aliviadas por también una menor presión por parte de la inflación.
 
Si ahora volvemos a darle al “play” en los mercados, nos encontramos que en gráficos de 30 minutos los grandes futuros sobre índices de la zona euro se ha metido en sobreventa, algo que inició el movimiento contrario al que se apostó el viernes pasado, ya que hemos salido rápidamente de la sobreventa y estamos iniciando una recuperación bastante fulgurante que está haciendo que el precio del crudo de referencia en Estados Unidos reduzca las pérdidas al -3% y también las pérdidas en los mercados de riesgo. El motivo es que se están cerrando las posiciones cortas de los que apostaron porque la situación que tenemos ahora mismo en las manos se iba a dar. Además, muchos han entrado largos buscando cerrar el hueco bajista que termina en los mínimos del viernes pasado que es donde tenemos la resistencia y donde nos cuesta algo pasar. Además, otros han entrado largos buscando una recuperación de los activos de riesgo porque al tener menos presión alcista para el precio del crudo ayuda a que las presiones sobre la inflación que vienen por parte de éste, sean algo más reducidas, lo que quita presión a la Reserva Federal para acelerar las subidas de tipos de interés y además mantienen al Banco Central Europeo muy atento a los acontecimientos por la baja inflación.
 
Con todo, nos estamos alejando de los mínimos de la sesión y las pérdidas en todos los súper sectores se están reduciendo, ya que el de petroleras en estos momentos solamente cae -1,39% y además las materias primas, de estar cayendo también más del -1%, están ahora mismo en -0,37%. En general, las pérdidas, quitando el de las petroleras, son inferiores a -0,5% y empiezan ya brillar algunos súper sectores en positivo.