Comenzamos otra semana en donde la historia se repite, nuevo golpe de tuerca a la situación de Grecia con los acreedores con ese aplastante no en el referéndum celebrado el domingo, y nos metemos en un nuevo período de siete días que vuelve otra vez a ser decisivo. 

Los mercados han abierto abruptamente a la baja pero han ido a buscar en los futuros sobre índices más importantes la parte baja del canal bajista que lleva tiempo guiándonos. De ninguna manera está siendo la sesión tan catastrófica como se temía porque en la sesión intradía está siendo fuertemente alcista en muchos futuros sobre índices importantes, hasta el punto que se han eliminado gran parte de las pérdidas, pero no podemos cantar victoria porque el aspecto técnico está jugando un papel clave y debemos estar atentos a la llegada a resistencias importantes como por ejemplo los 11.000 puntos del futuro del Dax, que es donde están los máximos de la sesión.
Como es de imaginar, la estructura del mercado secundario de deuda es negativa para asumir riesgos porque hay subida de tipos en la periferia y descensos en centro Europa.

Las incógnitas que se abren delante de nosotros son muchas y de clave política, con consecuencias económicas, así que mezclándolo todo, tenemos que el súper sector bancario es el peor del día con un descenso de -1,9 porciento, algo que se nota perfectamente en el futuro del Ibex 35 ya que es uno de los más dañados.

También, los recursos básicos descienden -1,17% por una mezcla de factores, no sólo de incertidumbres con Grecia y la zona euro, sino también por la situación por la que está atravesando China, ya que sigue teniendo una volatilidad enorme producida por el exceso de riesgo asumido por los operadores en sus mercados y además unos movimientos regulatorios algo radicales sabiendo perfectamente el efecto negativo que han tenido en los mercados en la historia reciente de otros activos como por ejemplo el oro o la deuda en problemas de Italia, en los peores momentos de la crisis.

Siguiendo la estela de los bancos, las constructoras bajan -1,1% con un papel negativo importante de los valores españoles.

Parece que no corresponde, pero los hay en positivo, como el de cuidados de la salud con +0,27%, bienes personales y del hogar +0,07% o viajes y ocio con +0,12% al ver que el WTI está teniendo serios descensos con pérdidas de soporte por la situación general tanto de China como de la Eurozona.

En Wall Street la sesión se inició en negativo con problemas para el SPDR de energía con un WTI que cae ya -5% y que se aleja de la resistencia de los 60$ y perdiendo soportes, pero las operaciones corporativas en el sector de cuidados de la salud han animado las cosas y sacado de mínimos del día, algo que ha ayudado a que Europa también lo hiciera, pero los titulares siguen dando sustos puntuales.