Los factores que nos están influyendo en el día de hoy son: resultados empresariales, China, petróleo y mineras.
 
Vamos por los factores más sencillos: hay algunos resultados empresariales y actualización de cifras de ventas en Europa que están animando muchísimo las cosas, como por ejemplo los de Roche, que han salido mejores de lo esperado y encima dicen que tienen intenciones de aumentar el dividendo. Por otro lado, L’Oreal tiene más o menos lo mismo y es una de las que mejor lo está haciendo en Europa con un ascenso superior al 4%.
 
Lo anterior es lo fácil, vamos ahora lo complicado.
 
Para comenzar, recuerden los datos que tuvimos hace bien poco de China, cuando vimos que el crecimiento había quedado un poquito más bajo, pero el mismo día aparecieron un montón de datos empresariales que habían salido mejores de lo esperado en el mes de marzo. Recuerden que se tenía mucha cautela con respecto a los mismos porque son los primeros que aparecen tras la festividad del año lunar, donde es normal que haya un descenso de la inflación y un aumento de la actividad económica porque la festividad es muy larga. Aún así, uno de los datos más seguidos era el de la creación de préstamos nuevos, donde prácticamente se habían duplicado. Ese constante incremento de los préstamos asustó a muchos en el sentido de que la economía empezaba otra vez a tener tracción por la cantidad de datos macro de corto plazo, en comparación con datos trimestrales, que estaba saliendo mejores de lo esperado pero porque había un aumento sustancial del endeudamiento, algo que precisamente no gusta demasiado a largo plazo pero que encanta a corto plazo.
 
Pero los mercados intentan ponerse antes de que sucedan las cosas, por lo que si hay un incremento muy fuerte de los nuevos préstamos, la economía acabará por mejorar de alguna manera, así que esto es una base fundamental para crear una capa de apoyo no sólo a los precios de los metales sino también al crudo, aunque hay otros factores por encima.
 
Bien, el punto de vista de China lo tenemos claro, pero es que encima hay informaciones acerca de que se espera que los fondos en China que tengan relación con el oro y la plata serán los que van a tener más demanda, por lo que ya tenemos una relación entre China y el oro.
 
Ahora, nos queda la relación entre el crudo y las mineras.
 
Primero, los factores de las mineras. Una de las cosas importantes que tenemos encima de la mesa el día de hoy es que el Rio Tinto ha reducido su perspectiva de producción de mineral de hierro en 2017 por un retraso en la puesta en marcha de su proyecto de trenes sin conductor. Esto ha afectado a la cadena de suministros desde las minas hasta las zonas de stock, haciendo que se hayan reducido mucho y ayudado a que los precios se hayan disparado, junto con esa pauta estacional que tiene China de demanda de acero que ha disparado también los precios de las materias primas para su creación.
 
Por otro lado, recordemos que cantidad de mineras en años pasados apostaron por activos en el crudo. Muchas han intentado venderlos pero también muchos activos siguen en cartera, por lo que cualquier recuperación de los precios del crudo ayuda a ver una menor pérdida en las carteras de estas mineras, lo que con el tiempo puede hacer que se reduzcan las provisiones y eso pase a beneficios.
 
Para terminar, el crudo se mantiene por encima de los 40 $, no porque se esté pensando en el fallo de la última reunión de productores del fin de semana para alcanzar una congelación de la producción, sino porque hay una importante huelga de trabajadores en Kuwait que ha puesto en parada el 60% de la producción del país, que ha caído de 2,8 millones de barriles por día a poco más de un millón, por lo que el precio del crudo está mirando a Kuwait y al despertar de China.
 
Con todo esto, tenemos que el súper sector de recursos básicos ha sido uno de los mejores durante toda la sesión y además el de petroleras iba a la par, pero es que el futuro del índice alemán se ha puesto a atacar la media de 200 sesiones entrando en una sobrecompra muy fuerte y se ha creado una espiral de compras que está haciendo que todos los súper sectores de Europa estén en positivo, entrando el dinero en todos ellos y haciendo por ejemplo que el de aseguradoras sea el mejor del día con 1,57%, los servicios financieros también mejor en 1,56%, las telecomunicaciones 1,72% y los bancos 1,39% porque la banca italiana vuelve a estar animada otra vez.
 
En definitiva, el crudo y las materias primas encendieron la mecha, pero el mercado le sigue como si se hubiese activado un resorte.