Esta foto sale hoy en The Economist, sin palabras, más sentimiento antieuropeo no pueden tener
Enlace permanente de imagen incrustada