Otro día negro para el sector con el banco italiano tocando mínimos históricos. Como puede verse en este gráfico de Reuters sería el peor año desde 2011 en este momento para el sector, aunque evidentemente aún le quedan 6 meses, para hacerlo peor aún o para recuperar