Ha sido uno de los súper sectores más castigados durante los últimos tiempos ya que el excesivo endeudamiento de las empresas del sector hizo dudar a prácticamente a todos los inversores de su capacidad de supervivencia al tener una bajada de ingresos suficientemente fuerte como para poner en duda que pudiesen hacer frente a sus obligaciones.
 
Sin embargo, los equipos directivos reaccionaron a tiempo y Glencore fue la primera que puso encima de la mesa una estrategia para garantizar esa supervivencia, consistente en la venta de activos, cerrar más sus carteras, centrarse en proyectos rentables y utilizar el dinero que consigan para reducir el nivel de endeudamiento. Como una aproximación a todo el sector, vean la evolución de este valor a semanas.
 
Como pueden observar en el gráfico adjunto, el mínimo de 2015 se consiguió dejando una muestra de interés comprador, en sobreventa, con repunte de volumen, y dejando una karakasa, justo cuando se presentó el plan de supervivencia. El valor empezó a mejorar de verdad cuando se consiguió salir de la sobreventa y los dos pilares fundamentales de la mejora del sector últimamente, el mineral de hierro y el oro, ayudaron a poder buscar la primera resistencia fuerte que está en el 38,2% del retroceso de la bajada desde los máximos de 2015:
 
glencore

 
Pues bien, desde que la Reserva Federal subió los tipos de interés en diciembre de 2015, hemos tenido problemas en todas partes porque han aumentado poco a poco los miedos a que la economía tenga un frenazo serio y hemos visto recientemente que los indicadores adelantados de la OCDE marcaban un cierto freno del crecimiento tanto en Estados Unidos como en Reino Unido y en Alemania. China sigue diciendo que hay factores positivos dentro de la economía, pero los datos macro no acaba de dar la alegría necesaria para compensar la situación, y además tenemos el incremento de las medidas del Banco Central Europeo, las dudas de la sostenibilidad del rally del crudo por exceso de oferta y escasa demanda, a lo que hay que añadir ese cambio de opinión de la Reserva Federal al pasar de querer cuatro subidas de tipos de interés a hablar de dos.
 
Teniendo de fondo todo lo anterior, los activos que representan seguridad han tenido una demanda indiscutible, lo que ha llevado a la deuda de Alemania a 10 años a estar rozando prácticamente el 0% de interés y además, el oro ha tenido un nuevo repunte de demanda que a muchos ha recordado lo que pasó antes de la crisis inmobiliaria.
 
Fíjense en el comportamiento del precio del oro desde 2011, cuando estuvo ligeramente por encima de los 1900 $. Desde que comenzó 2016, hemos rebotado desde esa directriz soporte que viene desde los mínimos relativos de 2013 y que se respetó tanto en 2014 como en 2015. Al darnos la vuelta y superar esa otra directriz bajista, todo el mundo se ha puesto nervioso y vean la zona de los 1400 $, porque tenemos una doble resistencia que consiste en el 38,2% de la bajada desde los máximos en los 1900 $ y la directriz bajista que viene desde precisamente esa zona, por lo que es un objetivo que muchos están mirando.
 
gold

 
Teniendo cuenta todo esto, demos un vistazo a la situación del índice de Gold Bugs, que es un índice que sólo incluye a compañías mineras de oro que no cubren su producción más allá de año y medio, así que es muy susceptible a los vaivenes del precio del oro. Vean la fuerte mejora que han tenido durante también 2016:
 
goldbugs

 
Hasta aquí hemos visto uno de los pilares de la mejora del súper sector de recursos básicos y del sector de materiales del SP 500.
 
Hoy hay un segundo factor, un segundo pilar, para que sea de los pocos súper sectores que están en positivo mejorando 1,65%: el mineral de hierro.
 
Aquí el que está moviendo absolutamente todo es China, ya que tiene una pauta estacional y nos estamos acercando a ella, así que los precios del acero están tocando un máximo de 10 meses y eso está haciendo que los futuros sobre mineral de hierro en China está subiendo cerca del 6%, tocando el límite de movimiento máximo diario. A subir el precio del acero, los márgenes suben y hace que se compre más materia prima, así que todas las mineras que tocan este palo, tienen mejoría clara.