Al calor de la subida de rentabilidades de la deuda periférica comparada con la central, a los grandes operadores que nunca les han convencido demasiado los bancos de la periferia, por los líos regulatrorios, la falta de crédito y las constantes ampliaciones de capital, les ha faltado tiempo para ponerse a vender. Como pueden ver el sectorial bancario del stoxx 600 está estropeando el gráfico a pasos agigantados, y para el Ibex cargado de bancos no es una buena noticia. Ahora mismo baja el sectorial el 2,5%




Fuente: reuters