El comienzo de la sesión norteamericana ha sido difícil, ya que el Nasdaq, uno de los más dañados en el día de ayer, tuvo intenciones de rebotar bastante claras, pero le costó más de una hora poder tener algo de presión alcista contundente que le ha llevado hasta tocar la zona de sobrecompra. Los otros dos índices también han pasado lo suyo pero ya están lejos de los mínimos de ayer.
 
En realidad no hay ninguna garantía de que pueda existir un rebote contundente, pero por lo menos la subida que estamos teniendo en estos momentos recuerda mucho a uno. Ahora, el mercado debe decidir si la presión bajista debe continuar o hay fuerza suficiente como para poder recuperar algunas resistencias intradía en la bajada del día anterior.

El mercado se ha llevado un pequeño susto con lo que la policía británica ha calificado como un acto de terrorismo en donde ha habido varios heridos en los alrededores del parlamento británico, lo que ha presionado a la baja todavía más el FTSE 100.

En estos momentos la mayoría de los sectores del SP 500 están en positivo con el de tecnológicas como el mejor subiendo 0,71% de la mano de Apple y además tenemos ligero rebote de 0,17% del sector financiero pero el energético es el peor del día con un descenso de -0,34% al ver que las reservas semanales de crudo se disparon casi 5 millones de barriles.

Con respecto a Europa, la mayoría de súper sectores están en negativo y solamente tenemos en positivo los dos que están intentando replicar el movimiento en Estados Unidos, las telecomunicaciones subiendo 0,06% y las utilities con 0,13%.