Las perspectivas de crecimiento a finales del año pasado no eran tan negativas para Grecia: crecimientos del 1.0-1.5 %, al mismo tiempo que su gobierno (de entonces) discutía la salida anticipada de la Segunda asistencia.
El resultado de las elecciones de enero fue sin duda una sorpresa para algunos: Syriza se hacía con el poder pidiendo de entrada un cambio en el Euro que comenzara por el final de la austeridad, ajustes y llevando al máximo la solidaridad en la zona con quitas de deuda.

Casi seis meses después, las perspectivas para la economía griega son muy negativas con descensos probables del PIB en los próximos tres años cercanos al 3.0 % promedio, dudas sobre la solvencia de la banca y un nueva asistencia financiera con ajustes y reformas que no tienen nada que envidiar a las demandadas ya anteriormente.

¿Coste para Syriza? En un sondeo conocido ayer, la aprobación popular del Líder del Partido es cercana al 60 %. Y se aleja (10 puntos) sobre sus principales rivales. El mismo sondeo pronostica que Syriza podría ganar las próximas elecciones....si finalmente se convocan como algunos analistas políticos sostienen.

Varoufakis, el exMinistro de economía griego, ayer anticipó que las contrapartidas de la nueva asistencia van a fallar.

Pero S&P decidió ayer subir el rating de Grecia en dos escalones hasta CCC+ y outlook a estable, aunque por el momento sin descartar que el país acabe abandonando la zona EUR en un futuro no muy lejano.

¿Y el resto del área EUR? La Crisis de Grecia ha puesto encima de la mesa el riesgo muy real de una Crisis del Euro. Además, ha generado tensiones entre los socios del área e incluso dentro de algunos gobiernos. Es el caso del alemán.
Ayer el Ministro de economía alemán, el líder del SPD, acuso de poco razonable al Ministro de finanzas al sugerir como opción la salida de Grecia del Euro. Además, Gabriel también aclaró que hay tensiones entre Schauble y la Canciller alemana sobre el tema.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España