El ministro de finanzas alemán dice que el fondo monetario internacional no ha dicho que una nueva quita en Grecia sea necesaria para que el país vuelva a un camino de deuda sostenible. Dice que lo que el fondo monetario internacional dijo en Riga fue que el camino de la reducción de deuda de Grecia se había convertido en algo más difícil debido a la parada de las reformas causadas por las elecciones.

También dice que es escéptico sobre si se puede alcanzar un acuerdo con Grecia el lunes que viene, pero tampoco puede descartar lo.

Dice que el Eurogrupo es una ni en el deseo de ayudar a Grecia ello que esto depende de la propia Grecia.

Considera que las negociaciones con Grecia se han tornado más constructivas de forma reciente.

En General piensa que todos los escenarios son posibles ya que cada vez hay menos liquidez en el país.