Ahora mismo es uno de los peores valores del Ibex 35 con un descenso del 2,7%. Si miran el gráfico adjunto, verán que la recuperación desde los mínimos de febrero nos ha llevado a la zona de los 4,5 € que fue soporte en diciembre del año pasado al ser marcado como tal en septiembre de ese año. A comienzos de este año perdimos ese nivel así que pasa a ser resistencia y es exactamente la función está haciendo.
 
Si se fijan atentamente, ayer cerramos lejos de los máximos del día, lo que nos deja una clara karakasa invertida que se ve reforzada por tocar la sobrecompra, en lo que parece casi un movimiento directo desde la salida de la sobreventa a principios del mes pasado. Esto lo debemos vigilar atentamente, porque tenemos bien marcada una directriz alcista en el RSI, así que la pérdida de la misma puede reforzar la resistencia y acelerar una recogida de beneficios. El único apartado que tenemos como aliado es que el día de ayer tuvo un volumen muy bajo, lo que hace que la vuelta no sea demasiado potente, pero claro, estamos pendientes de lo que pueda pasar con la Reserva Federal, así que se nota que hay ganas de quitarse del medio antes de lo que tenga que pasar mañana. 

bbva