No sólo son los resultados empresariales, es que si miran el gráfico adjunto, tenemos que superamos la directriz bajista desde los máximos de 2014, por lo que es un hecho muy importante. El acumulación distribución superó la resistencia de los máximos de primeros de 2016 a finales del año pasado y eso nos ha ayudado a mejorar junto con la subida de tipos tras la victoria de Trump. Ahora que se acerca el fin del QE; la ventana de viento a favor se abre más, por lo menos hasta que aparezcan los daños por esa política:

san