Hubo una mejora el mes pasado cuando el acumulación distribución rompió su máximo anual, pero las elecciones han puesto en jaque cualquier inversión que se haga en las constructoras hasta tener más visibilidad política.

Ayer tuvo un terremoto al perder el soporte del 38,2% de Fibonacci de la subida desde los mínimos del año pasado y también la SMA200 sesiones. La siguiente zona de soportes imporantes, los mínimos de agosto.

De momento el acumulación distribución se mantiene sobre el soporte y eso ayuda a aguantar, pero la sobreventa debería llegar cuanto antes para poder ayudar a dicho soporte:


 
sacyr