Lleva dos días muy malos este valor y es que la posición que tiene en Repsol le está haciendo mucho daño, no tanto en lo que en realidad le está haciendo, sino por las perspectivas que tiene dicha posición como aporte de ingresos extra.
 
Además, el escándalo de los papeles de Panamá pone nervioso a más de uno con las implicaciones que pueda haber en todos los sentidos.
 
De momento, si echamos un vistazo al gráfico a semanas, veremos que estamos metidos en un canal bajista desde los máximos de 2014 en donde se ve claramente que el acumulación distribución no está mejorando y además el RSI no es capaz de superar la directriz bajista desde la fuerte sobrecompra alcanzada en 2013, por lo que de momento los indicadores no son favorables.

sacyr