Vean que lleva mucho tiempo pegado y sin poder pasar la fuerte resistencia de los mínimos de 2014.

Vean ahora el RSI. Se ve que está bajista pero tiene una clara directriz bajista, cosa que sirve de punto de apoyo para intentar ver una recuperación de la fuerza que apoye un incremento del precio.

Ahora vean el acumulación distribución. También está parado en una resistencia muy bien marcada que tiene además una directriz alcista desde los mínimos de 2016.

Con lo anterior, debemos estar atentos porque si el acumulación rompe al alza y el RSI también, podemos tener algo más de presión alcista para romper la resistencia. La parte negativa es que podemos también un refuerzo de la resistencia si el acumulación pierde la directriz alcista y el RSI baja a buscar la sobreventa. Por lo tanto, estamos muy pendientes de lo que pase en los próximos días.

sacyr