Estamos dando un paso atrás en la zona de los 2,5 euros que se marcó como soporte en los mínimos de 2014 pero tuvo más confirmación en agosto de 2015, pasando a ser resistencia en noviembre de 2016. 

De momento la sobrecompra apoya la resistencia y ojo al acumulación distribución que está lejos de su máximo anterior y eso es negativo para poder seguir subiendo. En una situación así este indicador debería superar el máximo anterior para acompañar en la rotura con más seguridad:

sacyr