Sacyr tuvo un buen final de semana ya que dejó una muestra de interés comprador en la zona de los mínimos del retroceso desde los máximos de abril en forma de karakasa de venta con repunte de volumen que se notó también el viernes, arrastrado al alza por el resto del mercado.

El conseguir refinanciar el préstamo vinculado a las acciones que tiene en Repsol, también ha ayudado mucho. 

En estos momentos es la mejor del Ibex 35 subiendo casi el 2,9% pero lo importante puede verse el gráfico adjunto, ya que el acumulación distribución está atacando la zona de máximos de marzo de este año que esa resistencia. Una superación, con cierta cautela y pensando en dejar de un filtro, sería muy bueno para el medio plazo.
sacyr