Resumen de lo comentado:
Dice que van a seguir su estrategia de política monetaria y se van a centrar en la tendencia de la inflación.

La implementación del programa cuantitativo está procediendo de forma tranquila y sin pausa. Dice que hay claras evidencias de que las políticas monetarias son efectivas.

Según él, la demanda doméstica es el principal conductor de la recuperación. Los indicadores deberían llevarnos a una subida sostenida de la inflación que se debería acercar al objetivo del 2% pero mantenerse por debajo.

Espera que la recuperación económica se amplíe y se fortalezca de forma gradual.

Considera que la recuperación probablemente se va a ver afectada por la lentitud con la que se está llevando a cabo ajustes de balance y además reformas estructurales.

Hablando de un euro débil, dice que el descenso del euro y un ligero aumento de los precios del crudo son lo que van a llevar a un incremento de la inflación.

Los riesgos de la inflación siguen a la baja pero se han equilibrado un poco.

Aunque hemos visto que en la encuesta de crédito por el BCE, hay una perspectiva del aumento de la demanda de préstamos, Draghi dice que aunque ha habido una mejora en las dinámicas de los préstamos a las empresas no financieras, todavía siguen muy bajas.

Resumen diciendo que tal como están las cosas, hay que implementar las decisiones de política monetaria de manera firme para apoyar la recuperación, que debería ser apoyada también por las medidas desde las empresas.

Las politicas fiscales deberían apoyar la recuperación pero mentenerse dentro del pacto de estabilidad y crecimiento.

Le han preguntado sobre las preocupaciones acerca de la falta de activos para que el programa cuantitativo pueda comprar y dice que esas preocupaciones son exageradas.

Dice también que el canal bancario está siendo suficiente para poder pasar las decisiones de política económica a la economía pero también avisa de que hay reformas estructurales que deben acelerarse en algunos países.

Le han preguntado sobre las preocupaciones acerca de la falta de activos para que el programa cuantitativo pueda comprar y dice que esas preocupaciones son exageradas.

Dice también que el canal bancario está siendo suficiente para poder pasar las decisiones de política económica a la economía pero también avisa de que hay reformas estructurales que deben acelerarse en algunos países.

Le han preguntado sobre las preocupaciones acerca de la falta de activos para que el programa cuantitativo pueda comprar y dice que esas preocupaciones son exageradas.

Dice también que el canal bancario está siendo suficiente para poder pasar las decisiones de política económica a la economía pero también avisa de que hay reformas estructurales que deben acelerarse en algunos países.

También le han preguntado sobre Grecia y dice que no hay una fecha final para la ayuda los bancos griegos. La entidad no quiere contemplar una quiebra de Grecia.

También se ha visto sorprendido por los rumores acerca de que se termine el programa cuantitativo antes de tiempo.

Ha reconocido que la reunión de hoy se habló de quitas a los colaterales griegos, avisando de que se tratará este tema cuando se estime oportuno.
 
Con respecto a la situación del mercado de deuda, dice que monitorizará los acontecimientos pero por el momento no ve burbuja.
 
Pasando ya a la cotización del euro, dice que todavía no es momento de preocuparse por su nivel ya que su situación refleja los diferentes ciclos de política monetaria de diferentes países, es decir, Europa está relajando la política monetaria pero EEUU la está endureciendo, así que la cotización es el resultado.
 
Dejando ya el tema por sentado, dice que es demasiado pronto para hablar sobre una posible fecha para cambiar la política monetaria.

Descarta rebajar los tipos de los depósitos, así que esto debe animar al euro.