Día  negativo en los mercados Europeos en donde la periferia se ha llevado la peor parte con bajadas superiores al -1,3% en algunos casos mientras Francia y Alemania han resistido en positivo.

La sesión ha sido bastante rara porque no hemos tenido unanimidad en los movimientos del mercado debido a un buen número de factores que nos han afectado de manera desigual.
 
Comenzábamos la sesión con cierta esperanza puesta en una buena reacción del mercado europeo tras ver que Wall Street había cerrado al alza y estaba dando cierta credibilidad a los soportes de corto plazo como por ejemplo el 38.2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos de este año, pero enseguida nos empezó a faltar fuerza al tener en la cabeza es el mal dato de PMI de servicios de China que se quedaba justo en el borde de la contracción. Por suerte, el mismo dato en Europa ha cosechado buenas lecturas en general incluido un paso a expansión en Francia, pero Italia mostraba cierta debilidad y eso ya era un ligero paso atrás para la zona euro. Las ventas minoristas en la zona euro han cosechado también los buenos números con una subida en la interanual no vista desde hace bastante tiempo, por lo que cómputo global en Europa era ligeramente positivo y un motivo para las subidas.
 
También teníamos estructura positiva en el mercado secundario de deuda con nuevas bajadas de tipos tanto en España como en Italia, pero que Grecia empezó a marcar el paso contrario, lo que al final sería uno de los factores para ver a la periferia tan perjudicada en el día de hoy.
 
La deuda de Grecia cada vez hubiera más los tipos hasta alcanzar el máximo de hace unos meses y enseguida el comportamiento de su mercado empezó a lastrar mucho la periferia:
 
Si Portugal nos puso nerviosos hace bien poco por el riesgo del BES para su economía, y lo sigue siendo porque no se sabe quién va a pagar el rescate, Grecia pide paso para estar otra vez en la mente de los operadores.
 
Su deuda ha estado subiendo la rentabilidad en el secundario desde el fin de semana por una serie de informaciones que apuntan a que los titulares del país van a estar muy vigilados en la segunda mitad del año.
 
Todo empezó con rumores hace un día acerca de que Bruselas estaba pensando retirar a la Troika de Grecia dejando más margen de maniobra a su Gobierno, pero esto no parece que esté gustando entre los analistas porque un artículo este fin de semana en Grecia en el diario Ekathimerini en donde se dice que el país no va a ser capaz de terminar cerca de 600 reformas pendientes de cara al próximo examen en septiembre.
 
La situación se complica cuando Junker también descarta una nueva quita, lo que sigue dejando la situación del país en algo muy confuso y si la Troika se retira, será más vulnerable a shocks de fuera

Todo lo anterior empezó a meter más presión a la periferia hasta que el futuro del Ibex 35 perdió los mínimos del viernes pasado y a continuación los 10,400 puntos, consiguiendo crear un nuevo mínimo de la bajada de este mes y también de la bajada desde los máximos del año, dejando los mínimos del día a bastante poca distancia de la media de 200 sesiones.

Además, el Ibex 35 ha tenido un peso negativo extra centrado en telefónica que abrió la sesión perdiendo -1.5% tras anunciar que presentaba una oferta de compra por la división brasileña de vivendi para integrarla en telefónica Brasil, lo que no ha gustado al mercado porque es la que pone el dinero encima de la mesa.

Las tensiones geopolíticas han descendido del lado del conflicto de Israel y de Palestina por la retirada del ejército israelí tras decir que ha cumplido su misión de eliminar todos los túneles en Gaza, pero se ha incrementado un poco más del lado ruso por la aparición de titulares en donde las aerolíneas europeas podrían tener prohibido sobrevolar Rusia para acceder al resto de Asia, lo que aumentaría los costes en esos vuelos y pasaría pasajeros a las líneas aéreas que si pueden pasar, por lo que el súper sector de viajes y ocio es uno de los peores de Europa en el día de hoy.

Automoción y recambios es el peor del día con un descenso del -1% y eso que ha tenido a favor los resultados de BMW, pero ha contrarrestado la bajada de la italiana Fiat tras informaciones acerca de una investigación en China a Chrysler, propiedad de la italiana, además, hay informaciones acerca de que algunos accionistas que se opusieron a la fusión, podrían ejercer su derecho a venta, lo que complicaría esa misma operación.

Los bancos son los siguientes que han tenido problemas por descensos cercanos al 2% en toda la banca italiana. Además, Moody’s ha puesto la perspectiva de los bancos británicos a negativo desde estable.

Ya dentro de la sesión que compartimos con Wall Street, la situación se intentó dar la vuelta tras la presentación de un dato de ISM de servicios mucho mejor de lo esperado y unos pedidos a fábrica también mucho mejores de lo esperado, lo que han vuelto a dar un voto de confianza a la economía de Estados Unidos y fortaleza a su moneda, añadiendo un pasito más a la carrera hacia la subida de tipos, lo que al final puede ser negativo en general por esa lógica extraña del mercado que ya conocen: ·buenos datos no, que suben los tipos” y es la excusa que aparece en los últimos tiempos cada vez que hay ventas en el mercado.