Sesión ligeramente positiva en Europa en donde hemos tenido un intento de despertar del sopor que hemos tenido durante todo el día una vez se ha abierto Wall Street y hemos tenido encima de la mesa algunos datos macroeconómicos.

La mayoría de los súper sectores en Europa han acabado en positivo pero el de automoción y recambios queda prácticamente plano y es el bancario el peor de todos con un descenso de -0,2%.

La razón la tenemos en que Monte dei Paschi está suspendido de cotización hasta que se aclaren los datos del rescate estatal, ya que se sabe que Italia va a poner encima de la mesa menos dinero que el agujero detectado por el BCE que asciende 8800 millones de euros. La diferencia podría venir de la conversión de deuda subordinada.

Lo anterior ha hecho que el sector italiano esté descendiendo con algunos valores cerca del -4% y además hay recogidas de beneficio en el Deutsche Bank de -1% tras la mejora del viernes al saberse que llega a un acuerdo con el Departamento de Justicia norteamericano que reduce la multa más o menos a la mitad de lo que se esperaba, y además decirle a los empleados que no necesita ningún tipo de rescate.

Por otro lado, el sector petrolero ha tenido apoyo pero en Europa no se ha notado demasiado, pues el precio del crudo se ha mantenido por encima de los 53 $ al esperar ya para el domingo que viene es la entrada en vigor de los recortes del acuerdo aprobado por la OPEP y algunos países fuera de esa organización. Por contra, hemos conocido el dato de instalaciones petrolíferas en activo creado por Baker Hughes y vuelve a dispararse otra vez, quedando la diferencia con respecto al año pasado por debajo de 50 instalaciones, algo negativo para el precio del crudo y que hace ver que Estados Unidos puede intentar recuperar cuota de mercado con el acuerdo de la OPEP.

Para terminar con Europa, Bélgica no ha tenido mucho movimiento en el mercado secundario de deuda por esa rebaja por sorpresa de la calificación del país por parte de Fitch debido a las constantes revisiones al alza de su déficit público y también del incremento en su endeudamiento.

Toda la sesión transcurrió por debajo de los máximos del día 20 de este mes, pero el futuro del índice europeo intentó superarlo con cierta fuerza una vez que vimos que Estados Unidos también iba al alza de la mano de las petroleras y también del sector de consumo.

Ahora todos los ojos están puestos en las minoristas para saber si la temporada navideña se les está dando bien, pero antes de que hayan dicho nada, el dato de confianza del consumidor creado por la Conference Board ha quedado mejor de lo esperado y tocado máximos de 15 años nada menos, así que se ha tomado como una especie de indicador adelantado de lo que puede aparecer en cuanto a cifras de ventas.

Además, el índice de precios de las viviendas creado por Case Schiller más o menos sube lo esperado y parece que no tiene descanso alguno el incremento de los precios de las viviendas, pero debemos recordar que las cifras son del mes de octubre y la subida de tipos de interés junto con las hipotecas tuvo lugar a partir de noviembre, por lo que los datos interesantes los conoceremos a partir del mes que viene.