Ayer por la noche se aprobó la convocatoria de referéndum por 178 votos a favor contra 120 en contra. Votaron a favor Syriza, el partido de extrema derecha con el que está en coalición, y el partido neonazi Amanecer Dorado. Los demás partidos socialistas, derecha y partido comunista en contra.

Tsipras hizo unas declaraciones al filo de la media noche diciendo que les guste o no a sus socios europeos habrá referéndum. También comentó que en su opinión la “insistencia” de los acreedores de no dejar fuera del acuerdo al FMI ha complicado todo…

Aseguró que no aceptaría la muerte lenta de la economía griega, y que sus intenciones de una solución viable siguen encima de la mesa. Dice estar seguro de que el pueblo griego dará un rotundo no en el referéndum. Algo que no está claro pues en los dos sondeos que se han publicado hasta ahora sale lo contrario.

Dijo por último que Grecia no es un visitante, que es un miembro de la eurozona en igualdad de condiciones y que el ultimátum que le dieron los acreedores fue un insulto.

Esta mañana el ministro de finanzas de Austria ha comentado que tal y como están las cosas ahora el Grexit parece casi inevitable. La mayoría de comentarios de funcionarios muestran su enfado no por el referéndum en sí, que hay que recordar fue apoyado por Schauble hace tiempo, sino por la convocatoria de improviso. Parece que las posturas entre ambos contendientes son muy tensas, y se ha roto cualquier hilo de confianza mutuo que pudiera haber entre ambos, lo cual no augura nada bueno.

La situación es más difícil de lo que parece. Esto no es o blanco o negro. En todos los supuestos, incluso los de salida de Grecia del euro, se auguran más negociaciones dramáticas, y más problemas por todos lados.

Esta mañana hay una reunión muy importante del BCE. Ahí se va a decidir si se corta la ELA, lo que supondría el inmediato corralito y cierre de la Bolsa de Atenas casi con seguridad por los comentarios efectuados.

Sí sigue la ELA, algún control de capital va a haber que introducir, vía limitación de las retiradas de efectivo introducidas por los propios bancos.

De cara a los mercados, se espera una apertura mañana muy bajista. En el twitter de Javier Alfayate leía que la primera bolsa que anda por ahí que es la de Israel bajaba 1,54%. Un poco más a la hora de escribir estas líneas baja 1,65%.

Algunos brokers pequeños de forex, de momento ninguno grande están poniendo mensajes en sus webs diciendo que mañana solo admitirán órdenes de cierre, en previsión de altas volatilidades.