Repsol ha presentado unos beneficios ajustados que mejoran hasta los 370 millones de euros, mucho mejores que los del mismo periodo del año pasado que fueron de 123 millones de euros.

Si incluimos inventarios y extraordinarios, las pérdidas han sido de 34 millones de euros, muy inferiores a los del mismo periodo del año pasado que ascendieron a 1.090.

El margen de refino ha aumentado, lo que le ha servido para poder compensar la bajada de los precios del crudo… y que no se pague menos en la gasolinera.

Tras estos resultados está subiendo ligeramente y da un paso adelante para acercarse a la media de 200 sesiones y también a la sobrecompra.
repsol