Reservas semanales de crudo oficiales suben en 1,56 millones de barriles, manteniendo el incremento de 0,86 millones de la semana pasada y mucho peor de lo esperado que era bajar -0,43 millones, también fallando la previsión del Instituto API.
 
Reservas semanales de gasolina pasan de un descenso de -3,74 millones a un descenso de -0,61 millones, la mitad de lo esperado.
 
Reservas semanales de destilados mantiene también el descenso pasando de una bajada de -2,48 millones a una bajada de -0,53 millones, también la mitad de lo esperado.
 
El datos muy negativo para el precio del crudo.