Reservas semanales de crudo en Estados Unidos caen -1,66 millones de barriles cuando se esperaba un descenso de -2,7 millones.

Reservas semanales de destilados suben 0,32 millones de barriles cuando se esperaba un incremento de 0,7.

Reservas semanales de gasolina suben 2,1 millones de barriles cuando se esperaba un descenso de 0,5 millones.