Reservas de crudo suben 6,18 millones de barriles cuando se esperaba una subida de 2,2 millones.

 

Reservas de gasolina bajan 5,23 millones de barriles contra previsiones de 2 millones.

 

Reservas de destilados bajan 533.000 cuando se esperaba bajada de 900.000.