El sector de materias primas ha pasado de ser el peor de la clase a sobresalir….y con nota. De hecho, los activos considerados refugio son los que pueden presumir de haber tenido un mejor comportamiento al calor de la reciente volatilidad experimentada en los mercados. Pero ¿sigue siendo buen momento para estos activos?
 
 

Desde que en 2012 la materias primas comenzaran su corrección, ha sido un camino sin freno, especialmente aquellas que huelen petróleo. Sin embargo, aunque el recorte ha sido importante para la mayoría, lo cierto es que la volatilidad que hemos visto desde comienzos de año ha provocado una huída hacia los activos de mayor refugio y, por ende, la subida en precio de los mismos. Tanto es así que tanto oro como plata consiguen revalorizaciones de doble dígito en lo que llevamos de año.