Comenzamos la semana en Europa con una relajación hasta casi deseable tras un intensísimo viernes con un dato de empleo de Estados Unidos que en general ha generado algo más de fortaleza al dólar, aunque tiene sus claroscuros, pero el titular gustó mucho a las bolsas europeas por despertar otra vez las correlaciones propias de la debilidad del euro.

En el día de hoy no tenemos datos macro importantes, aunque China y Grecia son los dos puntos que influyen y pueden influir a lo largo de la sesión.

Por un lado, la inflación en China ha sido menos agresiva de lo esperado y sigue poniendo muchas dudas sobre la fortaleza actual de la economía, algo que se ve no sólo en los datos sino también en las acciones del Gobierno para poder sostener esa expectativa de crecimiento para todo el año del 7%.

Han vuelto a bajar los tipos de interés y eso está animando a las materias primas que se unen a la mayor estabilidad de Reino Unido una vez pasada las elecciones con mayoría absoluta, y en conjunto hace que el súper sector de recursos básicos sea el mejor de la sesión subiendo 1,91%. El súper sector de petroleras también está subiendo 0,66% y las minoristas también van en cabeza subiendo 1,3%.

Sin embargo, lo que nos está fallando hoy es precisamente el grupo fuerte de las exportadoras que son el súper sector de automoción y recambios perdiendo 0,71%, seguido de cuidados de la salud perdiendo -0,67% y las aseguradoras -0,41%.

El otro factor, Grecia, de momento no está ejerciendo ningún tipo de presión negativa porque en el mercado secundario de deuda la rentabilidad sigue por debajo del 11% y el incremento no es de los más fuertes. La bolsa de Atenas y está descendiendo, pero todo el mundo está pendiente de los titulares que pueda arrojar esa reunión que tiene como comienzo la esperanza de finales de la semana pasada acerca de que pudiera servir de plataforma para un acuerdo.
Hoy Nowotny ha dicho que el problema de Grecia es más político que económico, lo que vuelve a poner el punto de atención sobre el nuevo gobierno de Grecia, más que en la situación económica.