Vean en el gráfico a semanas el giro bajista. En pricipio parece una mezcla entre hombre colgado y estrella de la noche. De confirmarse, debemos tener cuidao por si hay más ventas detrás.

Por otro lado, desde el últumo mínimo antes de la subida, tenemos que el soporte del 38,2% de retroceso de Fibonacci no está lejos de la media de 100 sesiones que también hace de soporte. Esto hace que la semana que viene debamos estar muy pendientes de estas zonas por si se intenta rebotar y, de hacerlo, veremos si la mayor altura podría ser utilizada para vender a mejor precio.