RBS ha presentado resultados empresariales es el principal factor que está apoyando otra vez a los bancos.

El beneficio neto del segundo trimestre ha descendido hasta los 230 millones de libras desde los 1200 que tuvo el año anterior pero ha sido por una devaluación cercana a los 130 millones de libras. Con un ajuste en crédito de 190. La parte positiva es que mantiene su objetivo de una reducción de costes este año cercana a los 1000 millones de libras.
 
Antes de impuestos los beneficios son de 1.000 millones de libras, mejor de lo esperado, y dic que son debidas a la fortaleza de la economía de Reino Unido y eso ha sido determinante para poder recuperar las pérdidas generadas anteriormente por algunos préstamos incobrables y pudo liberar 93 millones de libras. Todo ello hace que aumenten las esperanzas de que el Estado pueda recuperar el dinero invertido…  igualito que con Caixabank. Pero claro, les va a tocar tener paciencia porque el precio es un 25% más bajo que el precio de compra por los ciudadanos.
 
Recordemos que es propiedad en un 80% del gobierno británico y dentro de las cifras ha avisado de que los costes de reestructuración en la segunda mitad del año van a ser superiores a los anteriores, ya que en la parte final va a acelerar la reducción de costes de cara a finales de año.
 
Las cifras han gustado tanto que sube casi el +13% y eso tira del súper sector bancario que es el mejor con +1,16%.