El primero de ellos son los comentarios de los responsables del Banco de Inglaterra ante el Parlamento Británico en donde han puesto encima de la mesa los hechos y consecuencias de la salida de Reino Unido de la zona europea, y tal ha sido la lista de daños, perjuicios e incertidumbres, que los euroescépticos se han enfadado bastante porque consideran que sus comentarios son partidistas, a lo que el BoE ha replicado que los euroescépticos tienen la memoria selectiva.
 
Lo anterior es ya considerado como positivo porque es una lista muy contundente de consecuencias que es valorada como algo que puede despertar el miedo a votar a favor de la salida de Reino Unido, lo que ha relajado un poquito la incertidumbre.
 
Por otro lado, los términos finales de la emisión sindicada de España 30 años que ha tenido una muy buena demanda y además una bajada de los tipos con respecto al precio de salida, lo que es bueno para nuestro país y está haciendo que el futuro del índice español se ponga en positivo a diferencia del resto.
 
Por otro lado, el de siempre, el crudo, que el de referencia en Europa esta en positivo y el de Estados Unidos ha recuperado parte de las pérdidas, lo que nos ha ayudado a alejarnos de los mínimos de la sesión.
 
Aunque la recuperación ha sido bastante fuerte desde que tocamos la sobreventa en gráficos de 30 minutos, no superamos la zona de máximos de hace unos días, por lo que seguimos en una zona de espera al evento de la semana que es la reunión del BCE del jueves que viene.