Ayer todos muy contentos porque Putin pidió calma en Ucrania y apoyó las elecciones, pero ahora aparecen noticias de que los separatistas quieren seguir adelante con el referéndum sobre la independencia el día 11, algo que Putin pidió que se retrasara.

Ahora el problema es que Putin alentó a los separatistas ya hora puede que no le hagan caso, por lo que la situación quede sin control por parte de nadie... algo que suele pasar cuando se da a las a los extremismos.
 
También el Ministerio de Rusia dice que Ucrania ha acumulado cerca de 15.000 efectivos en la frontera con Rusia y acusa a la OTAN y a EEUU de cínicamente no informar con veracidad a la comunidad internacional de lo que está pasando en la frontera.