Hemos sufrido ventas claras en la última hora en Europa. Se puede ver que los futuros americanos en el Globex no han seguido demasiado el movimiento. La pista la dan los bonos, que tienen una fuerte bajada. El bund cae 94 puntos. Parece que todo es toma de beneficios antes de la comparecencia de Draghi de bonos y valores, por si acaso le da por montar algún numerito que no sería la primera vez y los mercados se dan la vuelta.

Los bonos además están débiles, porque se ven venir que el petróleo ha dejado de caer, a largo plazo, y esto podría empezar a subir las expectativas de inflación.