Vamos a intentar explicar lo que está pasando que no es fácil.

 No hay un solo motivo claro, como en otras ocasiones para esta oleada de ventas, es un cúmulo de cosas.

 La primera y principal. Venimos muchos días advirtiendo que los papelones constantes en Europa estaban invitando a muchas manos fuertes a tomar beneficio e irse de vacaciones. Hoy es día 31 y eso precisamente es lo que están haciendo, cansados ya de que cuando Europa lo ha tenido todo a favor siempre hay una excusa para impedir cualquier pase de resistencias.

Además la pérdida final del 9.600 en el futuro del dax está causando muchas ventas. Y más que habrá como pierda definitivamente el 9.500.

El desastre de Espirito Santo está influyendo mucho también. Se prometió que no había problema por parte de los políticos, incluso Goldman apareció de manera sorprendente diciendo que había comprado. Pues ya ven el resultado, el banco puede ir de cabeza al rescate, cuando se suponía que el sector bancario europeo estaba saneado. ¿Cuántos esqueletos más quedan en el armario? ¿Por qué Alemania sigue negándose a que investiguen sus bancos?

El lío de Argentina también está influyendo. El caos al respecto es fenomenal, nadie tiene muy claro lo que está pasando allí financieramente hablando. Bueno, no se tiene claro desde hace años, pero ahora menos.

Y finalmente otro enredo, el de Ucrania. Adidas hoy da un mal profit warning por sus problemas en Rusia, y se desploma el 10%. Y se vende todo lo alemán porque se piensa que Alemania va a tener problemas con las sanciones. Y si baja Alemania bajamos todos…

¿Les parece poco? Pues aún hay más, la gente se está dando cuenta que esperar que a corto plazo el S&P 500 rompa los 2.000 al alza, es misión imposible…

 

Todo este enredo es el que está causando las ventas. Los gráficos además no nos recomienda comprar, nos dicen que estamos en lateral, y cada vez más claro, y meterse en líos en los laterales la peor idea que se puede tener.