Las bolsas europeas tienen un tramo a la baja como reacción al dato de ZEW que ha quedado mucho peor de lo esperado, aunque tampoco está en niveles preocupantes, adjunto gráfico de Reuters donde se ve la evolución