El tirón de las bolsas al alza de hace un rato, que ha venido acompañado de una bajada del euro, se han debido a unas sorprendentes declaraciones de la persona más nein que puede haber en el mundo. Del gobernador del Bundesbank en persona.

Por primera vez en su vida, ha dicho que una QE en la eurozona no está fuera de cuestión, que se podría estudiar llegado el caso. Ha hablado incluso de tipos negativos. Que tiene que estar viendo una persona tan ultraortodoxa como él para decir eso. ¿Será el peligro de deflación? ¿Previsiones de crecimiento peores de lo que reconocen?