-3,4 millones de barriles.

Vaya sorpresón de dato de reservas semanales de crudo. Recordemos que veníamos de las de ayer del API en donde se veía una subida de 3,5 millones de barriles y el crudo se veía bajo presión bajista por este nuevo récord de reservas.
 
Pues bien, los datos oficiales del departamento de información energética de Estados Unidos nos presentan unas reservas semanales de crudo, que en vez de subir, caen nada menos que -3,4 millones de barriles, eliminando el incremento de 2,78 millones de la semana pasada y muchísimo mejor para el mercado de lo esperado que era un incremento de 0,7 millones.
 
Las reservas semanales de gasolina también descienden -1,2 millones, reduciéndose más de lo esperado que eran -0,7 millones y eliminando el incremento de 0,5 millones de la semana pasada.
 
Las reservas semanales de destilados también bajan -1,64 millones de barriles, manteniendo la reducción del 1,26 de la semana pasada y además el descenso es superior al millón de barriles esperado.
 
Como podemos imaginarnos ha sido un alivio para los precios del crudo y las pérdidas está limitando, dando apoyo a las petroleras.