Pues la causa hay que buscarla en la rápida aceleración de la bajada del futuro del crudo, como pueden ver en el gráfico adjunto de 5 minutos