Recordemos que el primer desplome fuerte de los mercados con toda la crisis de Ucrania vino única y exclusivamente por las maniobras que estaba realizando el ejército ruso en la frontera con Ucrania, ya que no sería la primera vez que unas maniobras de este tipo se utilizan para la realización de operaciones encubiertas, además de suponer la movilización de efectivos dispuestos para el combate y en algunos casos con armamento real, algo que es el punto más débil de los inversores en este conflicto.

 
Pues bien, en las últimas horas todo el mundo ha visto cómo la escalada militar en la zona se ha ido incrementando, con el despliegue de algunos efectivos tanto por parte estadounidense como por parte de la OTAN en países aliados que han solicitado que esa ayuda por sentirse amenazados, algo que respaldó Merkel en su momento en Polonia.
 
Pues bien, ahora Rusia volvió a poner de maniobras 8000 efectivos en la frontera con Ucrania y además la armada rusa se ha puesto también de maniobras con aviones de combate en el Mediterráneo, muy cerca de donde hay otras maniobras y en donde está participando un destructor norteamericano.
 
Por su parte, Ucrania ya ha puesto en alerta a su recién formado ejército de Guardia Nacional que según ellos cuenta con 80.000 efectivos, pero que la realidad más cruda es que no pueden compararse al ejército ruso ni el número, ni en entrenamiento, ni en equipamiento.
 
Ese nuevo ejercicio en la frontera de Ucrania es lo que está provocando las bajadas recientes, porque se vuelve a repetir el episodio que inició todo este lío.
 
Como podemos comprender, este fin de semana tenemos el famoso referéndum en primera que internacionalmente ya se ha dicho por activa y por pasiva que no tiene validez, pero se teme que sea lo último que le hace falta a Rusia para anexionarse Crimea, una vez su parlamento ha proclamado la independencia, así que el dinero sale del riesgo a toda velocidad por lo que nos podamos encontrar el lunes.
 
Con respecto a las maniobras de la armada rusa, no son buenas noticias, porque está el buque insignia Almirante Kuznetsov, que es un portaviones, pero tácticamente no es viable porque es una gota en el océano, pues el mar Mediterráneo está totalmente dominado por la OTAN.