Bueno, pues sesión movidita, ahora nos alejamos de mínimos claramente. ¿Por qué?

Pues porque como puede verse en gráfico adjunto del petróleo que está perdiendo todo lo ganado anteriormente, el incidente de Irán se ha minimizado, pues EEUU asegura que en esa zona no había ningún barco con tripulantes de EEUU.

Y por otro lado Wall Street se está dando la vuelta, y es que está pesando como no, aquello de "mejor porque así no suben tipos" en relación al pésimo dato de confianza del consumidor. Como suele ser habitual por otro lado.

Así que el factor bajista que persiste es el hecho de que algunos valores alemanes lo están pasando mal, por resultados y noticias corporativas, más la subida del euro, que este si que sigue subiendo con fuerza el 0,94% en estos momentos.