No solo hemos acelerado pérdidas por el mal dato de confianza del consumidor, que supongo dejará claro que mejor deje quietos los tipos y que ha disparado al euro, sino también por un incidente por el cual los iraníes han detenido a un barco de los EEUU y lo conducen a un puerto en Irán. El petróleo se ha disparado en cuanto ha salido la noticia como pueden ver en gráfico adjunto.